Diferencias entre el cálculo de precios en una tienda online y un ERP

En este artículo vemos qué tipos de precios y costes tiene que tener en cuenta una tienda online y gracias a un ERP, todo esto se calcula automáticamente

17 Jul 2018

Cuando tenemos una tienda online, uno de los factores más importantes de nuestro negocio es el cálculo del precio de los productos o servicios que ofrecemos (¿verdad?), por eso, en este artículo vamos a analizar qué tipos de precios y costes debemos tener en cuenta y las diferencias entre el cálculo de dichos precios tanto para una tienda online como en un ERP.

Tipos de precios y costes en un ecommerce

Comenzamos con el precio unitario que es el tipo de precio que el comerciante fija para una única unidad, de ahí su nombre. Es resultado de calcular la suma del coste de fabricación y el margen de beneficio. Digamos que es el precio inicial del artículo sin el IVA. Otro de los precios que debemos calcular es el precio base. Este precio es el resultado de añadir al precio unitario, el coste de manipulación y la tarifa de usuario. Aquí se aplican los impuestos pero debemos tener presente otros tipos de cálculos previos como:

  • Promociones. Las tiendas online suelen hacer promociones en fechas específicas o porque quieren deshacerte de stock entre otra serie de motivos como pueda ser la fidelización del cliente por ejemplo. Este tipo de promoción se puede aplicar al precio del producto, al total de la compra, una promoción que sea que cuanto más se adquieren productos, mayor es el descuento… Puede ser en forma de porcentaje o una cantidad fija establecida.
  • Garantía extendida. Hay muchos negocios que en función del tipo de producto que venden, les interesa ofrecerle al usuario una extensión de garantía cobrándole aparte del precio del producto, un coste extra. Esto suele pasar en productos electrodomésticos o tecnológicos.
  • Incremento del precio en caso de urgencia. Si el cliente quiere el artículo ya pero este producto requiere de un proceso largo de manipulación y preparación por ejemplo, se le puede cobrar un extra por el hecho de preparar ese pedido primero antes que otros. No tiene que ver con el envío urgente, ese es otro tipo de incremento.
  • Descuento de cliente. Es un tipo de descuento específico que se rige en función de unas condiciones y según para qué cliente.

Tras tener esta serie de factores en cuenta, aplicamos los correspondientes impuestos (en caso de que sea B2C y no B2B porque entre empresas no se aplica el IVA por ejemplo). Estos impuestos pueden ser del 4%, 10% o 21% en función del tipo de artículo.

¿Qué tipos de costes debemos tener en cuenta en nuestro ERP?

  • Ofertas comerciales. En este caso, ocurre como el punto anterior de los descuentos del cliente. En el ERP tenemos que calcular qué artículos llevarán un precio diferente y para qué cliente. Lo ventaja es que el ERP lo calcula sistemáticamente a partir del precio unitario que le indique la persona encargada en el ERP. El software de gestión empresarial calculará el precio final teniendo en cuenta todos los valores que hemos descrito anteriormente. Incluso indicarle qué tipo de promociones o descuentos queremos para que también lo calcule.
  • Artículos que no tienen stock. Hay tiendas online en las que se pueden comprar artículos aunque éste no esté disponible por el momento o en stock pero el proveedor de dicha tienda sí los tiene. Pues bien, hay que indicarle al ERP qué precio unitario «de no stock» tiene ese producto aunque no tenga stock.
  • Clientes que no pagan IVA. Como comentábamos, la venta online entre empresas está exenta de pagar IVA o incluso la venta al extranjero por lo que, en el ERP en función del tipo de cliente, habrá que poner el producto sin IVA. Incluso en la propia península, cuando tenemos que enviar a las Islas Canarias, tendrá que considerarse como una exportación.
  • Precios con diferentes divisas. Cuando el ecommerce vende a diferentes países que tienen distintas divisas, cabe la posibilidad de que ofrezca la alternativa de pagar en la moneda del país de origen. Hay que aplicar el valor de cambio de moneda en el mismo día de la emisión de la factura (en ocasiones, al realizar la factura, puede que haya que poner una distinta divisa). En caso de que el pago vaya a efectuarse más adelante, entonces habría que considerar el cambio del tipo de moneda para ese momento.
  • Transporte. Por supuesto que hay que tener en cuenta este tipo de coste. El cliente por lo general elige qué tipo de transportista y tarifa le conviene mejor, en caso de que el ecommerce así se lo proporcione y le ofrezca más de una posibilidad. Hay otros casos en los que la tienda online ya de por sí tiene prefijado un transportista y tarifa por ejemplo.

A día de hoy es impensable realizar todo este tipo de cálculos de manera manual. El margen de error es prácticamente nulo si hacemos uso de un programa de facturación y/o un ERP. Este tipo de soluciones empresariales automatizan todo este tipo de tareas para que sean automáticas sobre todo en momentos en los que hay cambios de precio con bastante frecuencia, descuentos, ofertas y demás.

Puede que también te interese conocer cuáles son los costes de un ERPSi necesitas implantar un ERP o pasarte a un ERP como el de Ahora Freeware, ¡en 4webs podemos ayudarte!

Deja un comentario