¿Cuándo podemos ofrecer los envíos gratis en las tiendas online?

Si tenemos un ecommerce, el ofrecer los gastos de envío gratis o no, es otra de las preocupaciones que tenemos. Hoy os mostramos los pros y contras…

10 Abr 2017

Uno de los grandes temas de la gestión de envíos en las tiendas online es el que se refiere a los envíos gratuitos, la idoneidad de ofrecerlos, el gasto que suponen, etc. Hay muchos factores a considerar pero, ¿realmente estamos preparados para el envío gratuito en ecommerce?

Factores del envío gratuito

El primero de ellos es que los portes no agregan valor a la compra. Es decir, la decisión entre comprar un producto determinado en una tienda física, y hacerlo en Internet puede ser el incremento de dicho producto, en lo que a los gastos de envío se refieren, y ello sin aportar más valor al producto.

En el caso de que las empresas o marcas de la competencia no cobren los portes, podemos estar en una situación de desventaja frente a ellas. Por otra parte, si nuestros competidores cobran los portes, no hacerlo puede suponernos una diferenciación muy positiva.

¿Cuándo es más difícil ofrecer gastos de envío gratuitos?

Por ejemplo, en el caso de Canarias, Ceuta, Melilla y otras zonas fuera de la península, o teniendo en cuenta determinados volúmenes y pesos. El coste de los gastos de envío en el caso de productos entre 2 y 5 kilos (la mayoría de los pedidos) se sitúa en torno a los 4 o 5 euros de coste para península y Baleares.

El efecto psicológico de los envíos gratis

A la mayoría de los consumidores, si nos eliminan los costes del envío, realmente lo que nos quitan es un gran peso de encima. Se ha demostrado que, a la hora de comprar, influyen mucho más los portes gratuitos que un descuento, sin más, sobre el precio total. ¿Por qué? Porque ese importe de los costes no añade ningún beneficio al producto, no supone un incremento en la calidad.

Cuando un cliente entra en la página de nuestra tienda online, encuentra un producto y lo añade al carrito, la compra está casi hecha. Sin embargo, en el momento en que se finaliza el proceso, surgen los gastos de envío y gestión, que elevan el precio de adquisición y pueden afectar de una forma determinante en este último momento de la compra.

Un buen número de estudios de comercio electrónico ha concluido en que los gastos de envío son la causa principal del abandono de los carritos de la compra en la venta online.

Ejemplo de envío gratuito en el momento de añadir el producto al carrito

Los beneficios que los portes gratuitos aportan a la tienda online

Un incremento de las ganancias en el corto plazo. Al suprimir los gastos de transporte del pedido, se aumentan las ventas en línea, lo que equivale a mayores ingresos. De esta forma, la pérdida de margen de ganancia para las empresas debido a los gastos de envío se ve ampliamente compensada.

En lo que se refiere al largo plazo, un gran porcentaje de consumidores solo adquirirán productos en tiendas online que ofrezcan portes gratuitos.

La competitividad

Otra de las razones que justifican los envíos gratuitos es la competitividad. En un entorno de competencia feroz en los distintos sectores, cualquier detalle cuenta, y los gastos de envío mucho más.

¿Qué tener en cuenta al analizar los portes gratis?

Aunque estamos viendo los beneficios que los portes gratuitos pueden aportar a una tienda online, no es necesario ofrecerlos en todos los casos, para todos los pedidos. Previamente debemos definir los costes de envío en nuestro e-commerce.

Veamos algunas variables importantes que hay que considerar:

  • Los márgenes de venta no suelen ser los mismos para todos los productos: La amplitud de los mismos será el factor que podemos considerar a la hora de ofrecer descuentos, portes gratis, etc.
  • El tamaño y el peso de los productos también cuenta: Los productos más pesados y más voluminosos tienen un coste de envío más elevado.
  • Un mínimo de compra: Una buena técnica comercial es ofrecer los envíos gratis a partir de cierta cantidad de compra. De esta forma se pueden conseguir dos cosas: incentivar al cliente para que compre hasta llegar al mínimo fijado para beneficiarse de los portes gratuitos, y que no abandone su carrito a causa de los gastos de envío.
  • Lógicamente, la ubicación de los clientes también cuenta: Si tenemos clientes internacionales y se benefician de nuestra promoción de portes gratuitos, el coste de esta medida también será mucho mayor.
  • También pueden establecerse los gastos de envío según el peso del producto o del pedido: Los clientes pagarán los portes que correspondan a su pedido, es decir, de una forma personalizada. Si utilizamos este sistema, es importante ofrecer al usuario comprador una sencilla calculadora para que pueda analizar el montante de los gastos.
Deja un comentario