Correos instala buzones interactivos para comercio electrónico

Correos instala buzones interactivos CorreosPaq para que podamos recoger nuestras compras online a cualquier hora y día cómodamente y de manera segura

07 Jun 2017

La evolución del comercio electrónico en España está propiciando importantes cambios en los envíos de las empresas y en sus estrategias. Para facilitar las compras a través de Internet, ya estamos viendo una iniciativa de correos, instalando miles de buzones automáticos en cualquier calle, de cualquier sitio.

Soluciones a nuestros problemas diarios

Realizar un pedido a través de una página ecommerce es sencillo, cómodo y rápido. Pero el proceso no se completa totalmente hasta que no tenemos el esperado paquete en nuestras manos. ¿Qué ocurre si no tenemos la posibilidad de tener a alguien en casa? Para paliar el número de pedidos no entregados, las empresas de logística realizan esfuerzos, con el fin de que los horarios de entrega sean más operativos (entre las 14 y las 17 h se entiende que hay más posibilidades de que el destinatario esté ya en casa). También se está mejorando la comunicación con el destinatario, dando avisos por correo electrónico, informando de la hora aproximada de entrega, etc.

Instalación de miles de buzones automáticos

A lo largo de este año 2017, está previsto que más de cuatro mil nuevos buzones automáticos se vayan instalando en España, para facilitar la recogida de productos que se compren a través de la Red. Al fin de año se espera que el número de buzones esté en torno a los cinco mil quinientos, instalados en las áreas que tengan más concentración de empresas y de población.

Buzón interactivo de Correospaq. Crédito de la imagen: Correos

Diferentes opciones de recogida de paquetería

Estos buzones interactivos se suman a las taquillas de autoservicio que ya ha puesto Correos a disposición de sus clientes (su número supera las mil quinientas). Los expertos del principal operador postal en España aseguran que el modelo de recogida de envíos en lugares públicos (llamado CityPaq), se usa cada vez más, y están sustituyendo a la entrega en el portal de las comunidades de vecinos. Las entregas también se están realizando en algunos espacios acordados como punto de reparto, como es el caso de los quioscos de prensa, tiendas especializadas e incluso terminales en el metro.

De esta forma, en las capitales principales de nuestro país, como es el caso de Madrid, Barcelona, Valencia y Bilbao, ya se cuenta con una extensa red de tiendas físicas que están funcionando como punto de entrega y de devolución. También se están estableciendo consignas en diferentes puntos estratégicos de paso, a los que los compradores pueden acceder con una clave digital.

Buzones interactivos para paquetería. Crédito de la imagen: Correos

¿Qué ocurre con las zonas menos pobladas?

Ciudades más pequeñas y otros tipos de municipio también están asistiendo al desarrollo de muchas iniciativas, para facilitar la entrega a los consumidores de tiendas online, en puntos estratégicos.

Un ejemplo de estas iniciativas, lo constituye una startup que opera en Pontevedra, denominada Send2me. Su objetivo es el servicio de recogida de envíos a través de buzones inteligentes en viviendas unifamiliares. Esta propuesta se basa en la involucración de los proveedores logísticos.

Según los expertos de Send2me, los buzones tradicionales de estos portales de las viviendas y edificios, se han ido convirtiendo en auténticos contenedores de publicidad y de recibos del agua, la luz y el gas. Se trata de que los consumidores puedan recibir sus pedidos desde primera hora de la mañana, optimizando además los bajos costes que supone el reparto durante la noche.

El pedido, para recoger a cualquier hora

Estos nuevos buzones interactivos para el comercio electrónico son similares a los puntos de recogida que se conciertan en el comercio más tradicional, pero con la ventaja de estar disponibles cualquier día de la semana, en cualquier momento, es decir, 24 horas al día. Esta amplitud de horarios aportará mucha comodidad para la recogida de nuestras compras.

En realidad, tampoco es tanta la novedad. En los apartados postales, que se suelen contratar en las instalaciones de correos, se dispone de la comodidad de ir a recoger nuestro paquete cuando queramos. El inconveniente es que hay que ajustarse a los horarios de apertura del operador postal, puede que haya que esperar filas para la recogida, porque en el apartado nos hayan dejado solo el aviso, etc.

Los clientes que elijan la opción de los nuevos buzones interactivos, recibirán un código en su Smartphone o en su correo electrónico. Con ese código se podrá recoger el paquete en un plazo de tres días. Otra de las ventajas de estos nuevos sistemas es el posible ahorro en costes de transportes, al reducirse los intentos de entrega en direcciones donde puede que no haya nadie.

Deja un comentario