5 errores comunes en la gestión de tu tienda online

¿Cuáles son los 5 errores más comunes en la gestión de nuestro negocio online? A día de hoy, existen tiendas online que tienen esta serie de errores…

21 Jun 2017

En la tecnología actual, todos los caminos conducen a la era digital. Quien no está en la red, no existe. En medio de interacciones personales cada vez más “impersonales”, el eCommerce avanza a pasos agigantados para convertirse en un futuro no demasiado lejano, en la principal forma de intercambio comercial. El auge de los negocios electrónicos ha propiciado una nueva vía de emprendimiento, brindando oportunidades a personas que quizá, nunca se hubiesen atrevido a la manera (hasta ahora) convencional.

5 errores comunes en la gestión de tu tienda online

Estamos viendo a comerciantes veteranos, que siguen creyendo con firmeza en la “vieja escuela”, como están teniendo que adaptarse por obligación y necesidad a los nuevos tiempos. Al final, como suele decirse, el lenguaje del dinero es uno solo. Novatos o expertos, innovadores o clásicos, hay una serie de consideraciones que siempre es bueno tener en cuenta a la hora de abrir y mantener una tienda virtual.

1. Catálogo descuidado y poco atractivo

En el “mundo real” suele ocurrir que, si alguien está en busca de zapatos, por ejemplo, las decisiones de entrar o no a determinada zapatería, irán condicionadas por la forma en que se ve desde afuera. Si el escaparate aparece desordenado, sucio o vacío, es probable que ese cliente pase de largo. El mismo principio aplica para el eCommerce. Si el catálogo está desordenado e incompleto, pocos “navegarán” en él.

Cada producto debe contar con una buena página, esto es, un buen número de fotos y videos reales de primera calidad, que sean descriptivos por sí solos. Esas imágenes deben generar tanta garantía y seguridad en quien las observa, como para prescindir por completo del sentido del tacto y confiar ciegamente solo en lo que se ve en la pantalla, a la distancia.

Las bases de datos deben estar siempre actualizadas, con información exacta. Nada más desagradable para cualquier comprador que hacer el pedido de un producto y después enterarse que no estaba disponible. Precios ficticios o poco competitivos también son causas que disminuyen las ventas y el rendimiento de la tienda online.

Un negocio exitoso es aquel en donde quien invierte no solo recupera su inversión, sino que también obtiene ganancias. Los precios deben surgir de una evaluación precisa, no pueden ser irreales: ni demasiado bajos para imponerse cómo sea a la competencia, ni demasiado elevados, como para pretender recuperar todo lo invertido en una sola venta.

2. Pésima atención al cliente

¿Qué ocurre con las tiendas físicas, tradicionales? Si la atención que obtenemos de los vendedores no nos satisface, seguramente elegiremos otro lugar para comprar. Lo mismo sucede con potenciales clientes que ingresan en las tiendas online, preguntan sobre algún producto y la respuesta llega una semana después… o nunca llega.

No habilitar las opiniones de los clientes es un error igual de grave. Es muy difícil que alguien adquiera un producto que ninguna otra persona ha probado. Si lo que genera temor son los comentarios negativos, buen servicio y productos de calidad son la única vía efectiva para evitarlos.

Ejemplo de valoraciones y reseñas en un producto

3. Ignorar el SEO

Internet no se trata solo de publicar. Con tanta competencia, las estrategias de posicionamiento son tan vitales como los productos. De nada vale disponer de la más alta calidad o los mejores precios, si quienes compran en la red nunca se enterarán.

4. Prescindir de todo lo que no sea eCommerce

La evolución del comercio es cada vez mayor a su modalidad online. Sin embargo, por el momento el comercio a la vieja usanza, fuera de los medios digitales, efectuado entre dos personas “de carne y hueso” que se dan la mano al cerrar un trato, todavía existe. Refugiarse solo en el mundo online equivale a obviar un pedazo todavía bastante grande del pastel. No se trata de abrir tiendas en centros comerciales. Se trata de que los potenciales clientes tengan, aunque sea de manera eventual, la oportunidad de ver a la cara a quien le está ofreciendo algo. Las ferias sectoriales, por ejemplo, son una buena idea.

5. Pensar solo en la pantalla del ordenador

Según una predicción de Steve Jobs, la tecnología móvil conseguirá en algún momento desplazar a los ordenadores. Ya Android es el sistema operativo más usado en todo el mundo, relegando a Windows al segundo puesto. Para navegar en internet, solo un Smartphone basta. Aquellos que diseñan sus tiendas online y no atienden a los usuarios de dispositivos móviles, terminarán relegados y superados.

Deja un comentario