El 30% de las entregas de ecommerce a domicilio no se cumplen en España

EAE Business School nos analiza en su último informe cómo el impacto del comercio electrónico ha cambiado la gestión de la cadena de suministro global

28 Jun 2017

Aunque el mercado español en lo que respecta a compras online tiene un crecimiento exponencial, España se sitúa a la cola en eficiencia online. Desde hace aproximadamente 5 años, el ecommerce español tiene crecimientos de al menos un 10% de media anuales. Y es que, la mitad de los españoles que tienen acceso a Internet ya compra en la Red, a pesar de que sea uno de los países en Europa con menos eficiencia logística en lo que respecta al consumo online, según nos presenta el informe El impacto del ecommerce en la gestión de la cadena de suministro global, elaborado por EAE Business School.

El tiempo de entrega se reduce pero 3 de cada 10 entregas fallan

Según este informe, España tiene las peores cifras logísticas relacionadas con el ecommerce. Se sitúa en el puesto decimoctavo del ranking de EAE respecto al resto de países europeos en cuanto a eficiencia. Pese a que el tiempo de entrega se ha reducido desde 2014, el proceso de entrega resulta fallido en 3 de cada 10 casos. Por ejemplo, el tiempo medio de entrega en el año 2014 era de 8 días y en 2017, se ha reducido a 5 días e incluso ahora las tiendas online ofrecen la opción de «Same-Day Delivery».

¿Cuál es el principal motivo de que estas entregas a domicilio fallen?

Que el 30% de estas entregas a domicilio resulten fallidas se debe, en la mayoría de casos, a que el cliente no se encuentra disponible en el lugar de entrega, principalmente en su hogar. Puede que la calidad y caducidad del producto se vean afectadas y por ello aumente la cantidad de reclamaciones o devoluciones. A esto hay que añadirle que el usuario tiene expectativas altas en cuanto a la entrega a domicilio de los productos que compra en Internet y uno de cada cinco usuarios pide un servicio máximo de dos días.

Soluciones al servicio de entrega fallido

Muchos ecommerce plantean la alternativa de entregar en diversas franjas horarios y entregar en otros puntos de conveniencia. En el ejemplo de eFood, su propuesta es la entrega a domicilio de alimentación en las franjas horarias de dos horas, pero asumiendo unos costes adicionales con el proveedor logístico  y esto, no todos los operadores están preparados para ofrecerlas y cumplirlas.

Cadena de suministro antes y después del ecommerce. Ahora se incorpora al consumidor final por lo que aumenta la complejidad en la gestión global necesitando una mayor coordinación entre los distintos participantes. Crédito de la imagen: EAE Business School.

Compras online por comunidades autónomas

En Aragón, el 52,8% ha comprado online en el último mes seguido de Asturias, con un 47% de habitantes que han comprado productos o servicios online, y en tercera posición, se sitúa Galicia, donde el 46% de la población ha adquirido algún artículo en Internet en los últimos treinta días. Por otro lado, las comunidades con menos consumo online son Cantabria y Canarias. Solo un 30,4% de los canarios ha comprado online en el último mes y un 34,4% de los cántabros se ha hecho con algún bien o consumo a través del comercio electrónico en los últimos treinta días.

Ejemplos de ecommerce más destacados

Amazon usa robots automáticos para preparar los pedidos y como última novedad, este gigante del ecommerce pondrá en marcha un almacén en El Prat (Barcelona) a partir de octubre en el que 3.500 robots moverán 50.000 estanterías, casi nada. Por otra parte, El Corte Inglés ha apostado fuerte por el canal online y, el año pasado la compañía puso en marcha el servicio click&express en su plataforma de e-commerce, consiguiendo que los paquetes se entreguen en dos horas.

Otro ejemplo que conocemos es Zara que también hace de la integración vertical uno de sus fundamentos para aumentar su eficiencia. Con ello, el grupo Inditex ha conseguido acortar plazos y establecer una mayor flexibilidad con una reducción al mínimo del inventario. El año pasado, la compañía incorporó el sistema multishuttle en las plantas de Bershka en Tordera (Barcelona) y Arteixo (A Coruña), para incrementar la eficiencia y la precisión de los tiempos de envío.

Deja un comentario

1 comentario
  1. Muy buen artículo, un e-Commerce no es fácil de gestionar, sobre todo cuando crece el volumen de pedidos (paradójico, el problema debería radicar en no tener pedidos). Lo mejor llegados a este punto es delegar la logística a profesionales. Llevo años con un e-Commerce y la verdad es que he tenido que dejar en manos de un operador logístico de Barcelona los envíos, no me veía capaz de atender todos los encargos.

    Un saludo!