El futuro de la distribución de la alimentación está en el ecommerce

El comercio electrónico ya es una realidad desde hace tiempo pero aún hay sectores como el de la alimentación que todavía están en fase de despegue

03 May 2017

La alimentación en el sector del e-commerce tiene cada vez una mayor aceptación y una demanda más generalizada. Podemos ver claros ejemplos de casos de éxito en los AWARDS de Ecommerce Europeos de 2016. Cada vez es menor el nivel de desconfianza que rodea a la integración de la alimentación en el comercio electrónico.

Comprar la alimentación en una tienda online

Se han ido produciendo en los últimos tiempos algunas novedades que harán que el ecommerce se vaya consolidando como un canal cada vez más utilizado para adquirir alimentos.

El pasado mes de julio, se puso en marcha Amazon Prime Now, y esto puede ser la línea de salida para la competencia de Internet con las tiendas tradicionales, en lo que a la alimentación se refiere.

Las entregas rápidas de esta plataforma (en algunos casos, de una hora o de dos horas), la posicionan como una de las más utilizadas. Por ejemplo, Amazon Fresh es la sección de productos de alimentación.

Amazon Fresh

Entre los diferentes agentes implicados, hay opiniones de todo tipo. Algunas voces afirman que el comercio electrónico es una gran oportunidad para el sector de la alimentación.

En otros casos, se dice que todavía falta mucho para que este sector, el de la alimentación, se integre plenamente en el comercio web, y el consumidor confíe en este canal para hacer la lista semanal de la compra.

Poco a poco, el mundo del comercio online va abriendo sus puertas a la venta de bebidas, de alimentos frescos, refrigerados y congelados.

Datos sobre compras online de alimentación

En la actualidad, en España las compras de alimentación a través de Internet ya van teniendo cifras importantes. En torno a 3,7 millones de usuarios ya compran productos alimenticios mediante la red. Esta cifra todavía está a mucha distancia de otros países.

El número uno de este ranking podría ocuparlo el Reino Unido con casi el 7% del total de las compras, Francia con el 5,3% y otros países con una importante tradición online, como es Corea del Sur.

Por edades, son los jóvenes los más propensos a la compra de alimentos en línea. Los mayores de 55 años todavía siguen teniendo muchos reparos para usar Internet con esta finalidad.

Estudio realizado de productos de gran consumo en ecommerce, por Kantar Media en Noviembre de 2016

El carácter estacional de algunos alimentos

Entre los obstáculos a los que se enfrenta el eCommerce en la alimentación, está la estacionalidad de los alimentos. Algunos productos perecederos pueden mantenerse muy pocos días en el stock de las tiendas online, para poderse vender en las mejores condiciones de calidad.

En el caso de estos productos perecederos, cualquier incidencia que se produzca en el envío o cambios que se hagan en la web o incluso en Google, podría provocar un deficiente posicionamiento y que la mercancía en poder del negocio del comercio electrónico se deteriore y se pierda.

Otro factor importante a tener en cuenta es la logística. Aunque no lo parezca, el incremento en la demanda y en las ventas puede suponer un problema para el negocio online. Para atender la llegada de un caudal importante de pedidos, será necesario contar con más sitio de almacenaje, mayor logística, operarios, etc.

La especialización

Otra clave importante para el éxito, según aseguran algunos expertos, es la especialización. Hay que centrarse en un producto específico, sin intentar competir con portales generalistas, como sería el ejemplo del supermercado de Amazon.

Sirva como muestra de esta especialización, la web lacasadelaceite.com, con una amplia oferta en cuanto a aceites de oliva.

La clave para la venta de alimentación a través de Internet estaría en ofrecer a los clientes potenciales una propuesta que integre un valor diferencial, comunicada de una forma eficaz, de forma que llegue al público objetivo.

Otra buena idea es la de ofrecer algún tipo de producto que no se comercialice fácilmente en los canales tradicionales de venta, sea por la dificultad de su distribución, o bien por que vaya dirigido a un sector muy determinado del mercado.

Algunos ejemplos conocidos

Junto al gran gigante de la venta a través de Internet, Amazon, poco a poco han ido apareciendo otras marcas que se han especializado en la venta de productos relacionados con la alimentación. La franquicia de supermercados online Ulabox son un buen ejemplo de ello.

Ejemplo de ecommerce de alimentación: supermercado Ulabox

Otro ejemplo de venta ecommerce es el del portal lafruteria.es, que ofrece un servicio de entrega de las mejores frutas de temporada desde diferentes puntos de servicio hacia cualquier domicilio, en cualquier parte del país.

Esta empresa elige las frutas de primera calidad, en su momento justo, y una vez pasados los controles sanitarios y legales, las envía en cajas a los domicilios de los consumidores.

Poco a poco, el sector de la alimentación encontrará en el futuro próximo muchas oportunidades en lo que a e-commerce se refiere, igual que se ha ido encontrando hueco en la mayoría de los sectores.

Deja un comentario