Tutorial, como crear un Dashboard de e-commerce

Un dashboard o cuadro de mando puede ser una herramienta muy útil de análisis de nuestro e-commerce, transforma los datos en infomación, y posteriormente en soluciones

21 Mar 2016

¿Mi tienda online no logra sus objetivos? ¿Cuál es el problema? ¿Qué puedo hacer para que remonte el vuelo? ¿Alguna vez te has hecho estas preguntas? Si tu tienda online no funciona, debemos encontrar sistemas de análisis que detecten los problemas. Un dashboard o cuadro de mando puede ser una herramienta muy útil de análisis de nuestro e-commerce.

El dashboard suele aparecer integrado en el concepto business intelligence que se define como la capacidad para transformar los datos en información, y la información en conocimiento. Esto es lo que hace (en pocas palabras) un buen dashboard para comercio electrónico: transformar los datos en indicadores y tendencias, y estas en soluciones para mejorar el negocio.

¿Qué software necesitas para crear un dashboard?

Buena parte de los propietarios de una tienda online ya usan Google Analytics para analizar su negocio, pero no suele ser suficiente si queremos que esos datos que reporta GA pasen a ser ‘inteligentes’, pasen a ofrecer soluciones. Además de GA, es posible que necesitemos también Excel o Google Spreadsheet para crear una interfaz que conecte Excel y GA.

Fases en el desarrollo de un dashboard

Podríamos diferenciar tres fases en el desarrollo de un dashboard para una tienda online: planificación, diseño, y análisis.

Planificación

Es el momento en el que debemos decidir qué parte de nuestro negocio vamos a analizar: conocimiento de marca, visitas a la web, conversión, etc. En este sentido, se puede crear tanto un dashboard concreto que estudie un área específica como un dashboard general para hacer un análisis global de nuestro negocio.

Una vez decidido qué vamos a analizar llega el momento de seleccionar los indicadores. Hablamos de indicadores claves de rendimiento o KPI por sus siglas en inglés. Son los datos con los que trabajaremos en el dashboard para crear gráficos informativos que nos aporten tendencias y soluciones.

Por ejemplo, si estamos estudiando la conversión, los indicadores serán la tasa de carritos abandonados, la cesta y/o la tasa de conversión. Si, por el contrario, estamos analizando el conocimiento de la marca, usaremos como indicadores las menciones en redes sociales, las menciones en webs externas y/o los enlaces externos.

Muy bien, pero ¿dónde encontramos esos indicadores? Tanto en Google Analytics como en las herramientas que nos ofrece el CMS de nuestra tienda online.

El tercer elemento básico en la planificación de un dashboard debe ser señalar el significado de cada indicador. Por ejemplo, en el caso de la tasa de carritos abandonados el significado será la eficacia del proceso de checkout, cobro y gastos de envío.

dashboard-analytics

Diseño del dashboard

Una vez obtenidos los datos pertinentes, lo más adecuado es generar gráficas o diagramas que nos permitan un análisis más intuitivo sobre el área que estamos estudiando. ¿Y qué tipo de programas podemos utilizar para crear estos gráficos? Si estás habituado a Microsoft Excel, nos puede servir perfectamente, aunque existen programas específicos, y si no te quieres complicar la vida, para Analytics hay multitud de Dashboard para ecommerce ya desarrollados que te van a simplificar a la perfección toda esta información y diseño. 

Análisis del dashboard

Por supuesto, es la fase clave de este proceso. Un buen cuadro de mandos nos puede dar información fundamental para detectar errores en un determinado área. Por ejemplo, si hacemos un dashboard sobre la conversión, los resultados obtenidos analizarán el comportamiento de la tienda online en esa área, este papel ya lo trata la parte de consultoría específica de ecommerce.

Ahora bien, un dashboard no hace magia. Encontrar soluciones para solventar los problemas de una tienda online también depende de nuestra perspicacia en el análisis de la información obtenida.

Por otro lado, un dashboard también nos sirve para detectar una buena tendencia y sus causas. En nuestra opinión, es más sencillo saber por qué algo no funciona bien y ponerle remedio, que saber por qué funciona bien y mantener esa línea.

Si diseñamos uno o varios dashboard que resuman la actividad de nuestro e-commerce tendremos ante nosotros un desglose de las áreas más importantes. Haciendo una buena planificación, seleccionando bien los indicadores y volcando los datos en gráficos o diagramas intuitivos, el análisis de nuestra tienda online será más eficaz.

Deja un comentario