Trucos para realizar una estrategia de email marketing correcta

Descubre qué claves debes tener en cuenta para que tu campaña de mailing sea exitosa. No basta con enviar emails masivos, hay que elaborar una estrategia previa

14 Mar 2018

Una cosa es enviar una campaña de email marketing como tal, y otra cosa muy diferente es elaborar una estrategia de mailing exitosa con un objetivo claramente definido y realista. No tiene sentido enviar mails masivos a una base de datos si luego no vamos a medir resultados y optimizar. Realizar una campaña de email marketing no es simplemente elaborar un email y darle al botón «enviar» sino que tienes que tener en cuenta que ese mensaje va a llegar a la bandeja de entrada de un usuario (previamente habiéndolo consentido mediante suscripción o dándose de alta por ejemplo) y por tanto redactar un asunto atractivo, que el mensaje sea relevante y útil para el destinatario. En definitiva que consiga cumplir tus objetivos propuestos.

Claves para hacer una estrategia de email marketing con éxito

A continuación te contamos las claves que debes tener en cuenta a la hora de elaborar tu estrategia de email marketing para cumplir con satisfacción las metas que te hayas propuesto y sobre todo no perder ni el tiempo ni el dinero, que si bien es cierto el email marketing es una de las estrategias de marketing online más económicas y efectivas que existen, tampoco es plan de que inviertas sin sentido si no se hace correctamente.

#1 Definir un objetivo

Lo primero que todo será que definas un objetivo que deseas cumplir. En función del tipo de negocio que tengas y lo que desees alcanzar, existen unos objetivos u otros como por ejemplo:

  • Incrementar las ventas de un producto o servicio.
  • Aumentar el tráfico de visitas a la web o blog.
  • Participar en un concurso.
  • Rellenar una encuesta de satisfacción.
  • Inscripción a un webinar gratuito.

Cuando tengamos nuestro objetivo claro, tendremos que establecer una meta para poder medir el éxito o fracaso de la campaña. Las metas correspondientes a los objetivos anteriormente mencionados podría ser las siguientes:

  • Incrementar un 20% el tráfico del blog
  • Mejorar en un 10% las conversiones de un producto en un determinado periodo.
  • Conseguir un 15% de encuestas rellenadas.
  • Aumentar un 50% la participación en el concurso “X”.
  • Conseguir un 30% de inscripciones al webinar “X”.

Como hemos remarcado en otros artículos, el objetivo que definas debe ser «SMART» es decir: Específico, Medible, Alcanzable, Relevante, Temporal. Esto tiene que ser así porque a menudo se definen objetivos inalcanzables o surrealistas que luego no se pueden cumplir y es aquí cuando viene la típica frase de «el email marketing no sirve para nada» o «a mi el email marketing no me funciona».

#2 Base de datos, ¿a quién se lo envías?

El siguiente paso es saber a quién te diriges, a qué usuarios vas a enviarles la campaña. No funciona, insisto, no sirve para nada eso de coger un listado masivo de emails y enviar sin ton ni son correos electrónicos porque será contraproducente y probablemente te lleves más de una baja o bloqueo por parte de los contactos. Es muy importante que establezcas segmentos en tu propia base de datos para enviar «X» campañas a «X» contactos que puedan llegar a estar interesados en el asunto como para abrirlo y en el contenido del email como para realizar una acción.

Es necesario tener una buena base de datos, limpia y ordenada para poder actuar. Una base de datos se construye con el tiempo. No es legal comprar bases de datos de terceros, al menos en España porque incumple la Ley de Protección de Datos. En todo caso, puedes alquilarlas pero este asunto es un jardín en el que no es recomendable meterse a menos que el usuario sea consciente de que al suscribirse o darse de alta en un sitio, está aceptando que sus datos puedan utilizarse para fines comerciales por terceros y la base de datos que estés alquilando tenga que ver con tu negocio por ejemplo. De todas formas, la mayoría de usuarios no es consciente de esa casilla y después al recibir esa clase de emails, probablemente sean marcado como SPAM.

Las personas están hartas de recibir mensajes comerciales en su bandeja de entrada y sobre todo los que no les interesan. Lo más recomendable es enviar emails a usuarios que conocen tu marca o empresa ya sea porque, como hemos comentando antes, se han suscrito a tu newsletter, han rellenado un formulario en tu web o se han registrado a un webinar gratuito. Si estás comenzando, puedes realizar acciones de marketing online para captar datos y entonces empezar a construir una relación de confianza hasta que llegue la tan ansiada fidelización.

Tal vez te interese este artículo sobre la automatización de emails.

#3 Diseñar una estrategia

Diseñaremos una estrategia en base a nuestros objetivos. Si por ejemplo hemos elegido el de aumentar las ventas de un producto, podemos ejecutar varias estrategias a corto, medio y largo plazo que traigan ese aumento de ventas como las siguientes:

  • Enviar muestras gratuitas del producto.
  • Promociones exclusivas por compras superiores a X importe o productos.
  • Ofrecer contenidos relacionados del producto.
  • Creación de vídeos tutoriales sobre el producto.

Sin embargo, piensa siempre que el contenido del mensaje debe ser interesante y ayudar a la persona destinataria en algún aspecto de su vida. Si analizamos las necesidades de nuestros clientes y les enviamos información que pueda ayudarles, asesorarles, aconsejarles y aportarles algo, entonces generarás confianza e interés y cada vez que envíes una oferta exclusiva o promoción limitada por ejemplo, obtendrás una buena repercusión. Si quieres suscriptores fieles, ofréceles contenido de interés no solamente campañas promocionales.

#4 Frecuencia y horario de envío

Este apartado es muy subjetivo porque en función de tu público y tu negocio, existirán unas franjas horarias y una frecuencia de envío adecuadas o no. Lo importante es tener en cuenta la regla del 80/20 que consisten en que el 80% del contenido que envíes deberá ser educacional y el 20% promocional.

#5 Diseña una campaña atractiva

El diseño debe adaptarse a todos los dispositivos. Hoy en día, herramientas de email marketing como las que veremos a continuación, ya incluyen plantillas prediseñadas para diferentes dispositivos. Lo importante es que realices un test A/B para saber qué funciona mejor. Este tipo de test consiste en duplicar una campaña y cambiar un único elemento de una de ellas manteniendo la otra campaña original. La campaña «A» se envía a un segmento diferente de la campaña «B» para ver cuál tiene más tasas de aperturas, clicks… Los elementos que debe contener tu campaña son:

  • Cabecera
  • Encabezado
  • Llamada a la acción (CTA)
  • Texto e Imagen
  • Enlace de baja suscripción (si no quieres ser marcado como SPAM)
  • Datos de contacto

Además debes tener en cuenta elaborar un asunto atractivo y que el remitente incluya un nombre personal y la empresa para conseguir altas tasas de aperturas. No existe la fórmula perfecta, todo dependerá del asunto, contenido, franja horaria, frecuencia…

#6 Herramientas de email marketing

A la hora de ejecutar la estrategia de mail marketing es necesario utilizar una herramienta adecuada que además te ofrezca la posibilidad de analizar los resultados de tu campaña. Hay multitud de herramientas de envío masivo de emails pero las más famosas son Mailchimp y Acumbamail que ofrecen diferentes precios en función de la cantidad de suscriptores e emails que vayas a tener/enviar. De todas maneras, la herramienta ideal será aquella que se adapte a tus necesidades y tipo de negocio

#7 Mide, mide y mide

Como en cualquier estrategia de marketing digital, es fundamental medir y analizar los resultados obtenidos de una campaña para determinar si ha sido un éxito o fracaso. Ya que, es la única manera de tomar decisiones para optimizar una estrategia de email marketing y conseguir mejores resultados en futuras campañas. De ahí la importancia que tiene contratar una buena herramienta de email marketing y permita obtener la mayor cantidad de información sobre el rendimiento que ha tenido una campaña. Sin embargo, es importante conocer las métricas esenciales que deben analizarse cuando se envía una campaña a los suscriptores o clientes, y que son:

  1. Tasa de apertura
  2. Tasa de click
  3. Número de Aperturas (únicas y totales)
  4. Número de Clicks
  5. Suscripciones canceladas
  6. Tasa de rebote
  7. Emails Reenviados
  8. Demandas de abuso (Spam)
  9. Enlaces más clicados
  10. Ubicaciones (dispositivo, localización, sistema operativo, etc.)

Conclusión del email marketing

El email marketing es una herramienta con mucho potencial para cualquier negocio siempre y cuando haya una estrategia bien diseñada y planificada detrás. De lo contrario, puede ser contraproducente y peor aún, que tu empresa sea marcada como Spam.

Si necesitas elaborar una campaña de email marketing, en 4webs podemos ayudarte. Las posibilidades de enviar emails son muchas y nos permitirán darle a conocer al cliente promociones, recuperar carritos abandonados, fidelizar clientes potenciales y sobre todo que sean recurrentes a través de correos personalizados. ¡Contáctanos sin compromiso!

Deja un comentario