Tipos de tiendas de comercio electrónico

Según el negocio online que vayas a tener, escogerás entre un tipo de tienda ecommerce u otro. ¿Cuáles son las tiendas de comercio electrónico que hay?

05 Jun 2017

Para los consumidores es bastante sencillo. Entrar, buscar un producto en catálogo y enviarlo a la cesta de compra. Pero comerciantes y propietarios de tiendas online deben saber cuáles son los tipos de sitios de e-commerce para elegir el que se adapte mejor a su propio negocio. De esa elección dependerá el éxito del proyecto.

Tipologías de tiendas online

¿Cuáles son los tipos de tiendas de comercio electrónico? Es el primer aspecto a tener en cuenta, sobre todo si se está creando un sitio ecommerce. Las páginas de e-commerce pueden clasificarse de acuerdo a estos cuatro criterios:

  • Según el tipo de productos que se venden dentro del sitio.
  • De acuerdo a la forma de vender la mercancía.
  • Según la plataforma utilizada.
  • Por el modelo de beneficios, evidentemente desde la perspectiva del fundador o dueño.

Sobre todas esas categorías, se trata de establecer la que mejor se adapte a las preferencias y necesidades en cada caso:

Páginas de E-commerce según el tipo de productos que venden

Esta categoría nos permite dividir a las tiendas digitales en tres, básicamente. Las que venden dispositivos analógicos, recursos digitales y las que sirven para ofrecer servicios. Los espacios que venden artículos analógicos simplemente son sitios web que sirven para el intercambio de objetos físicos: juguetes, teléfonos móviles, cosméticos, etc. Estos portales digitales que estamos acostumbrados a reconocer como tiendas digitales. Amazon e Ebay, resultan ser dos ejemplos mundialmente reconocidos.

Ebay, tienda online de venta de artículos analógicos

A diario, visitamos portales que en el fondo son tiendas digitales, debido a que ellas albergan un intercambio que no es de objetos físicos, sino artículos digitales. En ellas, se promocionan imágenes, vídeos, libros, acceso a trabajos académicos, entre otros. No se necesita el movimiento de productos o entregas físicas, sino dispositivos para la reproducción. En esta tipología están los bancos de imágenes.

Por otra parte, también están los portales dirigidos al pago y obtención de servicios. Aquí entran los de alojamiento web, o los portales para la compra de entradas para el cine. Por lo general, estos son sitios web articulados por empresas.

Páginas de E-commerce según la forma de vender la mercancía

Estamos acostumbrados a utilizar páginas en donde un comerciante o fabricante nos ofrezca productos a nosotros los consumidores. Son los websites conocidos como Business-to-Consumer. No obstante, esta no es la única relación comercial que se establece mediante Internet.

Existen también espacios que fomentan la relación comercial entre compañías (Business-to-Business), o a través de empresas y oficinas gubernamentales de un país (Business-to-Administration). Por supuesto que estas páginas web e interacciones económicas resultan ser menos visibles.

Y tenemos otras, en las cuales el mismo consumidor ofrece sus productos a empresas (Consumer-to-Business), a la administración pública de un país (Consumer-to-Administration) o a otros consumidores (Consumer-to-Consumer). Son páginas de crowdsourcing, bancos de fotos y vídeos y hasta los conocidos portales de venta de productos de segunda mano forman parte de este apartado.

Kickstarter, una plataforma de crowdsourcing

Páginas de E-commerce según la plataforma utilizada

Esta categoría engloba principalmente a los tipos de portales web que manejan empresas fabricantes de software y profesionales de informática. Para poderlos utilizar en su mayoría, es frecuente que haya que tener algunos conocimientos especializados.

Aquí encontramos a los portales para la venta de programas o licencias desde la nube (Software as a service) y las páginas de código abierto, que nos permiten disfrutar de una parte de un servicio o aplicación, pero que nos pide dinero para poder acceder a mejorías (Open source eCommerce). Un ejemplo del primer caso sería el portal web de una empresa que produce antivirus, mientras que el segundo caso se refiere a los editores de foto online que exigen dinero por el uso de algunos de sus filtros más avanzados.

Addons de 4webs

Luego tenemos el e-commerce con implantación, referidos a la compra de un software para su instalación y los casi arcaicos desarrollos propios. Estos últimos estaban dedicados para la venta, pero programados desde cero. En el presente, existen empresas como Prestashop que ofrecen a los emprendedores una plataforma de ecommerce para montar su propio negocio en el ciberespacio.

Páginas de E-commerce según su modelo de beneficios

En este caso, la clave es la forma en que gana dinero el propietario de la idea. La mayoría de las tiendas digitales que conocemos son espacios de ventas directas. Por lo general, esto es lo que conviene a las empresas que venden artículos, aunque existen otras alternativas.

Hay emprendedores de Internet que se decantan por el llamado Dropshipping. Se trata de páginas de venta intermediarias, que conectan a los consumidores con empresas fabricantes de productos. En este caso, el dueño de una tienda web facilita dicho portal a una compañía para que esta ofrezca su mercancía, ganando un porcentaje por cada transacción concretada.

Venta por suscripción

También existen sitios de venta por suscripción, que usan una lógica parecida a los canales televisivos a través de la red, que cobran una mensualidad de forma automática. Por otro lado, encontramos las tiendas online que ganan dinero vendiendo espacios publicitarios a otras compañías.

Con todos estos datos, se trata de realizar un análisis sobre las posibilidades, alcance y presupuesto de cada proyecto, para elegir la mejor alternativa.

Deja un comentario