Como mejorar el page speed de tu tienda online

Os contamos como mejorar el page speed de tu tienda online con unos simples cambios que nos llevarán poco tiempo y que gracias a estos podremos mejorar los tiempos de carga con los que Google nos beneficiará en las posiciones.

29 Abr 2015

Os contamos como mejorar el page speed de tu tienda online con unos simples cambios que nos llevarán poco tiempo y que gracias a estos podremos mejorar los tiempos de carga con los que Google nos beneficiará en las posiciones.

No solo se trata de visualizar los productos o servicios de una tienda en Internet. Estar online es algo más. Exige ofrecer un valor añadido a los potenciales clientes y aportarles una experiencia de usuario positiva. Y para ello, además de contar con un diseño responsive, todo optimizar ecommerce desde el punto de vista del page speed. Es decir, tener en cuenta la puntuación que Google otorga a todos los sitios en función de su rapidez de carga.

El page speed es un valor que oscila entre 0 y 100, de tal modo que si un sitio obtiene una puntuación menor de 60 necesitará algunos cambios pues es lento; entre 60 y 80, es rápido pero puede mejorar, y más de 80, tiene una velocidad aceptable. En Prestashop un buen dato de carga estaría entre 80-88, más de esta cantidad es complicado debido a la gran cantidad de módulos que usa la plataforma de venta y el gran número de archivos que componen un URL.

Además, Page Speed diferencia entre su versión de escritorio y la versión móvil, y si queremos conseguir en ambas métricas buenas posiciones vamos a tener que quitar muchas funciones, nuestra recomendación es que lo uséis para saber donde podéis mejorar pero nunca hasta llegar al punto de la obsesión, debe existir un equilibrio entre funcionalidad y optimización, de nada vale un PAGE SPEED 100 si tenemos que desmontar media tienda.

Buena puntuación de Page Speed se traduce en mejor posicionamiento

Para Google, no solo es un tema de usabilidad sino también de posicionamiento SEO. Y es que el gigante de Internet prioriza a aquellos ecommerce que estén centrados en la usabilidad principios y, por lo tanto, su carga no supera los 5 segundos de media, tanto en ordenadores como en móviles.

En definitiva, una tienda online que no contemple la necesidad de tener un buen page speed está abocada a tener pérdidas. Y es que para mejorar la posición en búsquedas orgánicas y conseguir que los clientes estén satisfechos con su experiencia de compra, es imprescindible:

  • Utilizar y contratar un hosting con prestaciones de calidad, los hosting compartidos para tiendas con cierto volumen solo traen problemas, buscar un dedicado.
  • Mantener activado el caché prestashop. Este paso hará que los navegadores de los usuarios que han visitado la tienda online guarden la información para que no se tenga que descargar de nuevo.
  • Minificar los archivos CSS, HTML y JavaScript, eliminando los espacios una vez que se haya editado la información.
  • Poner los archivos JavaScript al final del documento en la medida que sea posible, con una carga asíncrona.
  • Optimizar las imágenes y archivos multimedia. Que sean de calidad pero que tengan el menor peso posible. Está comprobado que las descargas infinitas ahuyentan a los usuarios hacia páginas o tiendas online de la competencia porque generan desconfianza. Hay programas para comprimir imágenes como TinyPNG o CompressJPG, según el formato elegido.

Estas recomendaciones están pensadas también para ecommerce diseñados con Prestashop. A continuación, habrá que garantizar que se obtiene un page speed adecuado. Y para ello, nada mejor que recurrir a herramientas como PageSpeed Insights. Un servicio de Google que ofrece informes detallados sobre qué elementos y aspectos se deben mejorar para alcanzar una velocidad de carga óptima.

Es innegable que un ecommerce lento puede hacer aumentar considerablemente la tasa de rebote, pero sobre todo está demostrado que una tienda lenta vende menos que una rápida, al final hace que una empresa pierda clientes y, por lo tanto, dinero. Tener un  page speed alto ya no son opciones sino imperativos.

Deja un comentario