Trucos para tener la página de producto perfecta en tu ecommerce

Para que el proceso de compra sea satisfactorio en tu ecommerce ¿qué elementos hay que tener en cuenta para crear la página de producto perfecta?

19 Abr 2017

Para una tienda online, la página de producto es uno de los aspectos más importantes. Entre otras cosas, porque será ahí donde el usuario debe tomar la decisión de compra.

Es fundamental, por tanto, analizar la página de producto que utilizamos, y optimizarla al máximo para incrementar el volumen de venta, satisfacer a los clientes y fidelizarlos para próximas operaciones de compra.

Etapas de la compra ecommerce en la página de producto

Según el comportamiento de los usuarios en una página de producto, generalmente se distinguen tres fases: Atención, Captación y Decisión. Aunque este es el proceso normal, no siempre la compra se realiza tras la decisión, sino que puede hacerse efectiva en cualquier punto del proceso, en cualquiera de las fases, o incluso en ninguna.

La primera fase: atención

En esta fase se trata de captar el interés del usuario lo más rápidamente posible, y evitar que abandone la web. ¿Qué elementos influyen para ello? Para que el potencial cliente continúe en nuestra página, y además se sienta atraído por la decisión de comprar, estos elementos tienen que mostrarse de la forma más clara y práctica posible: el nombre del producto y su imagen, el precio y posibles descuentos, y los botones “Añadir al carrito” y “Comprar”.

Si el usuario no encuentra estos elementos e nuestra página de producto, es muy posible que abandone nuestra web y se vaya a otra competidora. Para resaltar estos elementos, las dos estrategias de diseño de tiendas online que se utilizan consisten en aumentar el tamaño de estos botones, y también separarlos del resto de la página, haciéndolos más visibles.

La fase de la captación

Si se ha superado la fase anterior, ya existe un interés del cliente hacia el producto. También puede ocurrir que el cliente tenga la intención de profundizar más en la información sobre el producto, aunque no haya decidido comprar.

En este momento son importantes algunos elementos, como es el caso de las descripciones y características de los productos (que serán claras y explicativas) y el uso de imágenes secundarias, para que el usuario pueda visualizar el producto desde diferentes perspectivas.

La última fase, la decisión

En esta fase el usuario ya está a punto de convertirse en cliente, pues observa que nuestro producto se adapta a lo que está buscando. Aunque la venta tiene muchas posibilidades de realizarse, todavía pueden existir algunas dudas que hay que resolver.

La forma ideal de terminar de convencer al posible cliente en nuestra página de producto es utilizando el contenido que generen otros usuarios, en forma de valoraciones y comentarios en redes y foros sociales, o bien mostrando vídeos que resuelvan esas dudas, etc.

Los elementos más importantes de una página de producto

La imagen

La imagen siempre es el elemento más importante del producto. Será lo primero que el posible cliente ve, y lo que le influirá para seguir o no seguir en nuestra página. La imagen por si misma puede generar una necesidad de compra.

Debe tener una buena resolución, ofrecer la posibilidad de hacer zoom en ella, y adjuntar una galería, para visualizar el producto desde ángulos diferentes.

Ejemplo de imagen de producto en la tienda online Asos

El nombre del producto

El nombre sirve para identificar el producto, pero también para integrar en él un toque comercial que genere mucho impacto.

Botón de compra o añadir al carrito o a la cesta

Este botón tiene que destacar por encima de cualquier otro elemento de nuestra página de producto.

Ejemplo del botón “Añadir a mi bolsa” de Asos destacado en color verde

El precio

Si el precio es uno de los instrumentos principales con los que competimos (si ofrecemos productos iguales a los de nuestros competidores, pero a menos coste), debe estar bien destacado en la página de producto. Si por el contrario competimos con otros factores, pero a precio estándar del sector, el precio no debe aparecer destacado en nuestra página.

Descripción del producto

Es importante que el producto tenga un buen contenido, es decir, que esté descrito con una redacción personal, entre otras razones porque el posible cliente apreciará que no es un texto comercial, sino que está cuidado y personalizado al producto en cuestión.

Ejemplo de una buena descripción y contenido original de un producto de Laconicum

Costes de envío y devoluciones

Estos dos aspectos son fundamentales para el usuario y basará en ellos buena parte de su decisión final. Si es posible, los envíos de forma gratuita, sin que el cliente abone los portes, pueden conseguir que el cliente se decida a la compra.
También es muy importante informar bien de la política de devoluciones.

Ejemplo de la política de envío y devolución gratuita de Zalando

Opiniones de otros clientes

Las opiniones que hayan realizado otros clientes anteriores, sobre su experiencia con nuestra página de producto, son mucho más efectivas y generan mayor confianza y credibilidad, que cualquier otra acción promocional que llevemos a cabo.

Tampoco hay que ocultar todas las críticas negativas. Si el cien por cien de las opiniones sobre nuestra página de productos son positivas, el posible cliente puede llegar a dudar de la exactitud y credibilidad.

Deja un comentario