Después de una auditoria SEO, ¿qué hacemos?

Realizar una auditoría SEO para analizar el estado de salud de una web y detectar posibles errores es necesario pero, ¿y cuáles son los pasos posteriores?

10 Jul 2017

Una vez que se finaliza una auditoría SEO, ¿qué tipo de acciones o qué proceso hay que seguir? Cada uno de los cambios a realizar tiene su importancia, su prioridad y su análisis, por ello, en el artículo de hoy os mostramos qué hay después de elaborar una auditoria SEO.

Localizar errores de la web que se está analizando y sobre todo ofrecer soluciones para la mejora del tráfico orgánico de la red auditada. Estas soluciones que se irán implementando, harán posible que la web en cuestión aparezca lo más arriba posible en los resultados de búsqueda.

La auditoría SEO

Las auditorías SEO constan, básicamente, de dos tipos de acciones: En primer lugar, se trata de realizar algunas acciones de chequeo o check list. Este tipo de proceso inicial, no solo se va a ceñir al análisis check list, sino a una amplia variedad de acciones que se derivan del rastreo o la indexación, no necesariamente siguiendo el check list inicial.

Pasos de la auditoría SEO

La finalidad principal es la revisión de distintos aspectos, comprobando los aspectos que pueden mejorarse. Los pasos más importantes, serían los siguientes:

  • 1. Indexación. A una página incorrectamente indexada no llegará el tráfico esperado. Posiblemente la herramienta más utilizada para este análisis, sea Google Webmaster Tools.
  • 2. Un análisis global de la página. Se trata de evaluar los títulos, las palabras clave, las meta descripciones, los posibles links “rotos”, las redirecciones, la longitud de las URLs, la duplicidad, los heading (H1), los H2, H3, etc.
  • 3. Análisis de backlinks. Este tipo de enlaces tiene gran importancia como factor SEO off-page. Tanto su número como su procedencia, nos darán la idea adecuada del funcionamiento de la Web, y una posible campaña que pueda mejorar el posicionamiento. No es importante mucha cantidad de enlaces entrantes, sino la calidad de los mismos.
  • 4. La velocidad de la página. Para conseguir una satisfactoria experiencia en los usuarios, en Google se da mucha importancia al tiempo de carga de una página. Es una de las variables más importantes para otorgar un mejor o peor posicionamiento. El tiempo estimado medio es de 4 segundos, y superarlo puede ser perjudicial para la web.

¿Qué herramienta podemos utilizar, para comprobar el tiempo de carga de una web? Hay varias en el mercado. Una de las más utilizadas, facilitada por el propio Google es Google Page Speed Insights. Tiene carácter gratuito y además de indicar los problemas, también sugiere soluciones.

Control de cambios

Es importante contar con una hoja de control, mediante la que se irá analizando cada uno de los cambios que han resultado de la auditoría SEO. Esta hoja de control de cambios SEO tendrá una fecha concreta, y estará escrita. Un aspecto básico es la definición del orden de importancia de esos cambios, ya sean en el contenido y sus enlaces, en la arquitectura de los datos, cambios en los cannonicals, etc.

Cada uno de estos cambios debe tener, en nuestro proceso, un valor asignado. De esta forma se podrá establecer cada prioridad. Podemos otorgar valores del 0 al 3 para esos cambios, y determinar su aporte positivo a nivel SEO. A la hora de definir el orden en los cambios a realizar, es importante tener en cuenta que muchas veces un cambio dependerá de otro. En cada uno de los cambios, tendremos en cuenta tres cuestiones fundamentales:

  • Su grado de afección al SEO.
  • Si el cambio afecta mucho o poco a nivel UX.
  • El horizonte temporal del cambio, es decir, si es a corto, medio o largo plazo.
Ejemplo de hoja de control para desarrolladores. Crédito de la imagen: Moz

La hoja de cambios

La hoja de control de cambios podemos dividirla en varias celdas:

  • La celda o casilla correspondiente al cambio que se debe realizar.
  • La pertenencia del cambio, es decir, a qué apartado pertenece. Un ejemplo de ello sería el apartado Indexación.
  • El grado de importancia de los cambios. Como hemos visto, en esta celda marcaremos del 0 al 3.
  • En otra casilla marcaremos si la acción o el cambio a realizar están relacionados con la Programación o no.

También es interesante definir en la plantilla de la hoja de cambios quién se encargará de implementar los cambios, el comienzo de la acción, y su posible finalización.

  • Otra casilla servirá para definir la persona que se encargará de la revisión de la acción efectuada o el cambio.
  • Finalmente, la última celda de la hoja de cambios, puede contener el estado de la acción, en proceso, en ejecución, terminada, etc.
Deja un comentario